Rábano para el hipertiroidismo, estreñimiento y vesícula

rábanoEl rábano (Raphanus sativus) es un vegetal originario de Asia.

Los rábanos más comunes son los pequeños, rojos y redondos que se comercializan ya sea en manojos con hojas, o sin hojas en bolsas de celofán (generalmente de seis onzas).

Existen también algunos rábanos de color blanco puro. Uno de ellos es bastante grande y se asemeja a una gran zanahoria albina. Es un rábano poco común de origen oriental que recibe el nombre de rábano daikon. Hasta hace poco, únicamente se podía encontrar en las mercados orientales, pero ahora ya se puede encontrar en muchos supermercados y también hay rábanos negros, que se asemejan a las remolachas (betabeles) grandes y tienen el color del ébano.

Propiedades curativas

El rábano se ha cultivado durante muchos siglos. En este sentido, fue muy apreciado por los antiguos faraones egipcios y los antiguos griegos.

En el libro de Jürgen Thorwald titulado Science and Secrets of Early Medicine (Nueva York: Harcourt, Brace & World, Inc., 1962; p. 92) se menciona un relato del antiguo historiador griego Heródoto que data del siglo 5o A.C. sobre los constructores de las pirámides: “En la pirámide hay una inscripción en caracteres egipcios que indica la cantidad de rábanos, cebollas y ajos consumidos por los peones que la construyeron”.

En la actualidad, algunos doctores en Rusia han utilizado los rábanos negros como tratamiento médico aceptado para el hipertiroidismo también conocida como enfermedad de Graves y en el cual se produce demasiada tiroxina.

La rafanina, el principal componente sulfuroso de los rábanos, es el que mantiene la producción de tiroxina y calcitonina (una hormona péptida) en un equilibrio normal.

Por ello, se recomienda el consumo de unos cuantos rábanos  de manera diaria o una cantidad muy pequeña de jugo de rábano (a menudo mezclado con otro jugo de verduras como la zanahoria, el tomate, el apio o la calabacita italiana).

El rábano además ayuda en caso de estreñimiento. Algunos médicos alemanes han utilizado de manera rutinaria pequeñas cantidades de jugo de rábano fresco para estimular ligeramente la peristalsis de modo que pueda favorecer la evacuación intestinal. Por lo general se diluye con un poco de jugo de col, apio, perejil o berro.

También ayuda en el caso de hígado graso, ya que los aminoácidos sulfurosos presentes en el jugo del rábano descomponen los depósitos grasos en el hígado. Es necesario hacer el jugo todos los días de modo que esté fresco, y no se debe guardar en el refrigerador. Asimismo, el jugo de rábano se debe diluir con otro jugo de verdura (por ejemplo, de zanahoria, clorofila o tomate).

El rábano puede contribuir a bajar la inflamación de la vesícula biliar. El ya desaparecido autor alemán, Dr. Rudolf Fritz Weiss, M.D., afirmó en la 6a. edición de su Lehrbuch de Phytotherapie (Stuttgart: Hippokrates Verlag GmbH, 1985; p. 94) que “se puede comenzar a tomar el jugo de rábano durante la etapa subaguda de la colecistitis…” Sin embargo, se debe diluir el jugo de rábano con otro jugo de verdura de modo que resulte más aceptable al tracto digestivo.

Recetas saludables con rábano

Receta saludable con rábano #1 Ensalada de rábanos y berros con salsa vinagreta
Ingredientes (Para 4 personas)
12 rábanos
400 g de berros

Para la salsa vinagreta
1 cucharada de mostaza francesa
2 cucharadas de vinagre de vino blanco
2 cucharadas de vino blanco seco
4 cucharadas de aceite de oliva
2 escalonias picadas
1 cucharadita de alcaparras picadas
1 cucharadita de perejil finamente cortado
1 cucharada de cebollino finamente cortado
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación
Quitar los tallos mayores de los berros y lavar las hojas en agua salada. Escurrir bien. Cortar los rábanos en finas láminas y mezclarlos con los berros.

Preparar el aliño mezclando la mostaza con el vinagre y el vino blanco. Agregar las escalonias, las alcaparras, el perejil y el cebollino. Mezclar bien y añadir el aceite. Sazonar al gusto con sal y pimienta negra recién molida. Verter el aliño sobre la ensalada y servir frío en cuatro platos individuales.

Receta saludable con rábano #2 Ensalada de rábanos con borraja
Ingredientes (Para 4 personas)
3 manojos de rábanos
1 chirivía tierna
1 cucharada de cebollino finamente picado
1 hoja de borraja tierna

Para el aliño
4 cucharadas de nata líquida para montar
1 cucharada de vinagre blanco
1 cucharada de aceite_
Sal y pimienta blanca recién molida

Preparación
Lavar y rallar en tiras finas los rábanos y la chirivía. Preparar el aliño mezclando la nata con el vinagre y el aceite. Agregar sal y pimienta al gusto y verterlo sobre las verduras. Mezclar bien.

Cortar la hoja de borraja finamente y espolvorearla encima de la ensalada junto con el cebollino picado.

Recomendaciones

Si las hojas del rábano están marchitas, y especialmente si se han comenzado a poner amarillas, se tiene un indicio rotundo de que los rábanos no están frescos.

Tienen una vida de almacenamiento prolongada y, si se les almacena en un lugar fresco, permanecen firmes y frescos por espacio de meses.

Se recomienda no tomar jugo de rábano sólo, ya que produce una reacción demasiado fuertem subi combinarlo con algo como el jugo de zanahoria para hacerlo más tolerable a nuestro sistema.

jugos curativos

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *