Alimentos para la próstata

Alimentos para la próstataLa próstata es una glándula del sistema reproductor masculino. Está ubicada delante del recto y justo debajo de la vejiga, es el órgano donde se acumula la orina. La próstata es bastante pequeña, ya que pesa alrededor de una onza y tiene casi el mismo tamaño de una nuez.

Después de los 40 años, la próstata está más expuesta a desarrollar diferentes problemas como la hiperplasia prostática y hasta cáncer de próstata. Debido a ello, es necesario efectuarse revisiones regulares para su detección precoz que permite su curación.

Es importante observar que, según investigaciones realizadas, una alimentación adecuada reduce hasta en un 75% las posibilidades de desarrollar dolencias relacionadas con la próstata.  A continuación, algunos alimentos importantes para prevenir esta dolencia.

 

Alimentos que la próstata necesita

Alimentos como las frutas cítricas (naranjas, toronjas, limones, mandarinas, etc.), vegetales que contengan betacarotenos, aceites vegetales y pescados azules ayudan a la próstata.

Las semillas de girasol y de calabaza tienen un efecto positivo sobre los síntomas prostáticos relativos a problemas de micción.

La soja y sus derivados resultan preventivos de la hiperplasia benigna y del cáncer porque contienen flavonoides que ayudan a minimizar los efectos de la dihidrotestosterona.

Los flavonoides son sustancias que contienen naturalmente las plantas. Se encuentran en las frutas, las verduras y las plantas medicinales y son un elemento esencial para la absorción de la vitamina C, que, como se sabe, es un poderoso agente en el combate de las infecciones.

Hay identificados varios miles de flavonoides de diversas categorías. Su presencia es importante en las cebollas y el ajo, las uvas y su zumo, la papaya, el brécol y otras verduras, como la coliflor o las coles de Bruselas, los albaricoques, las verduras de hoja, el té verde, la soja, las cerezas, los cereales y los caquis.

Está demostrado que todos estos alimentos son inhibidores del cáncer de próstata y de mama. Son también buenos preventivos los tomates, por su contenido en licopeno, las zanahorias y las legumbres.

El zinc, como se ha explicado, es el nutriente que más favorece la salud de la próstata. Se encuentra en vegetales como las alcachofas, las judías, los guisantes, y en los cereales integrales, entre otros alimentos.

Asimismo el magnesio, el selenio, las vitaminas del grupo B, dioxina, niacina, etcétera, y la vitamina A (retinol), y E (tocoferol), deben estar presentes en la dieta para mantener en buenas condiciones la próstata, así como también el licopeno que ha demostrado ser un importante aliado en la reducción del riesgo de diversos tipos de cáncer, fundamentalmente de próstata, colon y recto.

También merece una mención especial la avena, uno de los cerales más completos de la tierra. La avena es rica en proteínas de alta calidad biológica, hidratos de carbono, grasas y un importante número de nutrientes esenciales como vitaminas, minerales y oligoelementos.

Quizá te interese conocer una dieta para la próstata sana.

Tomar avena no sólo es aconsejable para la salud en general, sino también para conservar la próstata en buen estado. Es importante saber que, consumida habitualmente, tiene un efecto laxante muy positivo sobre las afecciones de la próstata ya que, como hemos dicho, el estreñimiento influye agravando o generando dolencias de próstata. Este cereal contribuye a reducir el nivel de colesterol en la sangre, factor que concurre en ciertos problemas de la próstata, así como también disminuye los niveles de tensión arterial.

En cuanto al riesgo de cáncer de próstata, la avena tiene un efecto, tanto preventivo como terapéutico, por su alto contenido en zinc.


 

Recomendaciones

Evitar el consumo excesivo de alcohol.  Es importante observar que el alcohol alcanza en la próstata mayores concentraciones que en sangre y, si bien no hay indicios acerca de si existe una relación entre alcohol y tumores de próstata, sí que los hay sobre su relación con la prostatitis y la aparición de ataques agudos de la misma después de un estado de embriaguez. También se sabe que su efecto diurético, influye negativamente en los problemas de incontinencia urinaria.

Conoce vitaminas y minerales para la próstata

Evitar el consumo excesivo de cafeína.  Ésta es otra importante sustancia irritante de la próstata y, por su capacidad diurética también contribuye a agravar la incontinencia urinaria. Recuérdese que, además del café (incluso el descafeinado), el té, el chocolate o los refrescos de cola contienen esta sustancia, como también ciertos medicamentos de uso común que se expenden sin necesidad de receta y que están indicados para aliviar el dolor de cabeza y el malestar general.

recetas saludables

loading...
Comments
  1. vicente ramos
  2. 9831230182
  3. 9831230182
  4. carmen montalvo

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *