Propiedades del hongo shiitake para el sistema inmunológico

hongos shiitakeEl hongo shiitake ha sido cultivado desde hace siglos en las regiones montañosas de Asia (especialmente en China, Japón y Corea).

En la actualidad, las técnicas modernas permiten que su cultivo pueda realizarse en otros tantos países. El hongo shütake, también conocido como “hongo negro del bosque”, es muy apreciado tanto por su sabor como por sus efectos medicinales.

 

Propieades nutritivas y curativas

El hongo shiitake ofrece el doble de fibra que los champiñones. Además, su aporte en calorías es casi mínimo: de 35 a 40 calorías por cada 100 gramos de shiitakes frescos). Por otro lado, ofrece alta concentración de proteínas, minerales y vitaminas como B1, B2, B6 y B12.

El hongo shiitake es de gran ayuda para reforzar el sistema inmunológico. Por ello, previene afecciones de origen viral y bacterial, ya que estimula nuestra producción de linfocitos T y otros glóbulos blancos. Así puede ayudarnos en casos de herpes, gripes y resfriados.

Es óptimo para enfermedades cardiovasculares, puesto que favorece el control de la hipertensión, reduce el colesterol y disminuye la viscosidad de la sangre. Esto es osible gracias a que contiene eritadenina y a un tipo de fibra llamada chitin.

Se puede conseguir en tiendas de alimentación oriental y tiendas de productos dietéticos, en tres formas: seco, fresco o en cápsulas. Se suele consumir en cápsulas cuando buscamos un efecto medicinal rápido. Para uso alimentario, es posible conseguirlo deshidratado.

No obstante, si quiere que vuelva a tener una textura de shiitake fresco, déjelo durante 30 minutos en remojo en agua tibia o cocínelo unos 25 a 30 minutos a fuego lento. El hongo shiitake da un sabor único a las sopas y estofados. Con una seta u hongo por persona es suficiente.

 

Recetas saludables con el hongo shiitake

Receta saludable con trigo burgol y hongos shiitake
(para 4 personas)
Ingredientes
240 gramos de trigo burgol grueso
200 gramos de hongos shütake
200 gramos de calabacines
14 dientes de ajo
50 mililitros de aceite de oliva
1 Rama de tomillo y perejil fresco picado.

Preparación
1- Dejar reposar en agua los hongos unas dos horas.
2- Tostar el trigo en una sartén con un poco de aceite.
3- Cuando esté caliente, verter el agua y el tomillo; tapar, cocer durante 10 minutos a fuego lento y dejar reposar otros 10 minutos más.
4- Mientras se cocina el burgol, cortar los hongos en láminas finas y rehogar con aceite de oliva. Cuando estén tiernos añadir el calabacín cortado en forma de dados pegúenos. Casi al final, condimentar y agregar los ajos cortados en láminas y el perejil. Servir el trigo y echar la preparación por encima de él.

Receta saludable con arroz yamami y hongos shiiake
Ingredientes
(para 3 a 4 raciones)
Arroz integral yamami, 2 tazas.
Ajo y laurel, 1 unidad de cada uno.
Sal marina, 1 cucharada.
Agua, 5 tazas.
Brécol, l paquete.
Zanahorias, 1 mediana.
Cebolla, 1 mediana.
Ajo, l diente.
Jengibre fresco (rallado), l cucharada.
Hongos shiitake secos, 50 gramos; o frescos 100 gramos.
Aceite de sésamo, l cucharada.
Aceite de girasol, l cucharada.
Salsa de soja, 2 cucharadas.
Azúcar integral, l cucharada.
Pimienta negra, cantidad necesaria.
Frutos Secos (almendras, cacahuetes, castañas de cajú), cantidad necesa-

Preparación
1® Remojar el arroz yamaní con agua unas 6 horas. Lavar bien y escurrir. Cocerlo en 2 veces y media su volumen de agua, con sal marina, ajo y laurel.

2* Comenzar la cocción a fuego medio hasta que rompa el hervor; remover, tapar la olla y bajar el fuego a mínimo. Cocinar durante 40 minutos y comprobar que el agua se evapore y el arroz no se pegue al fondo de la cacerola. Tapar la olla nuevamente, condimentar con aceite de sésamo y dejar reposando unos 20 minutos. Conviene mantenerlo tibio.

3s Hidratar con agua hirviendo los hongos shiitake, enfriarlos, escurrirlos y cortarlos en láminas.

4* Cocer el brécol en agua hirviendo con sal marina unos 10 minutos; enfriar y cortarlos en pequeños cubos.

5* Cortar también las zanahorias y las cebollas en piezas pequeñas. Picar finamente el ajo y rallar el jengibre. Reservar todos los vegetales por separado.

6» En un wok o sartén profunda calentar el aceite de sésamo junto con el de girasol.

7» Comenzar a rehogar las verduras en este orden: zanahorias, cebollas, ajos, brécol cocido y hongos shiitake. Remover bien, debe hacerlo constantemente (es una cocción similar a la del Chop Suey).

8* Condimentar con azúcar integral disuelta en salsa de soja, jengibre rallado y pimienta negra molida.

9* Incorporar el arroz y remover hasta que se mezclen los vegetales con el arroz y los jugos de cocción.

10* Servir en un plato hondo este “risotto de arroz integral”, condimentarlo con los frutos secos, salsa de soja, semillas de sésamo y alguna hierba fresca (es ideal el cilantro).

remedios caseros

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *