Postres digestivos ¿Cuáles son?

postres digestivosMuchas personas sufren de constantes indigestiones o se sienten llenos después de comer.

Por ello, los alimentos que se ingieren a la hora de comer deben ser los más adecuados para que el proceso digestivo se realice sin problemas.

Los postres son un plato que no debemos olivdar, ya que existen algunos que en lugar de ayudar; empeoran la digestión.  En este sentido, surge la siguiente pregunta: ¿Cuáles postres son los más digestivos?

Postres digestivos

Acabar las comidas con una pieza de fruta es un buen hábito digestivo, pero no tanto como se piensa. Algunas frutas son más digestivas que otras, es decir, son más compatibles con la mayoría de los alimentos. Este es el caso de la manzana y la pera (si no son muy acuosas) y los lácteos fermentados como el kéfir y el yogur.

La combinación en batido de yogur con manzana es digestiva y muy rica por el contraste de sabores; se le pueden añadir semillas de sésamo o un poco de canela molida.

La digestión de la fruta es muy rápida (de media hora a una hora); consumirla con otros alimentos de digestión más larga (proteínas o glúcidos) hace que esté más tiempo del que necesita en el estómago, y puede producir pesadez y flatulencias. Esta es la razón por la cual la fruta es mejor no tomarla de postre.

La forma más conveniente de comerla es entre horas (a media mañana o a media tarde), alguna pieza en el desayuno, o bien, cenar fruta. También podemos consumir fruta media hora antes de almorzar o cenar. De esta manera, casi está digerida al llegar los demás alimentos. Las frutas ácidas (naranjas, piña, fresas) y las dulces (plátano, palosanto, melón) se digieren mejor consumiéndolas por separado, aunque es compatible mezclar diferentes frutas ácidas o dulces entre sí.

El melón y la sandía son dos frutas muy ricas en agua (también en minerales y fructosa), y por esta razón no es conveniente tomarlas de postre. Muchas personas no toleran bien el melón.

Los frutos oleaginosos (cacahuetes, almendras, nueces, avellanas) son muy ricos en proteínas; por esta razón, si los tomamos de postre significan mucho trabajo para el sistema digestivo.

Es más conveniente consumirlos durante el desayuno o la merienda, pero es importante tener en cuenta que su consumo representa un aporte calórico de primer orden y las personas con tendencia al sobrepeso harán bien en tomar poca cantidad.

Todo el año podemos acceder a una fruta que aporta un alto contenido de hierro y fósforo, minerales que combaten la anemia y el cansancio intelectual. Es la fruta que alimenta nuestro sistema nervioso central.

Receta saludable de postre digestivo

Pastel de manzana sin harina
Ingredientes
2 kilos de manzanas
1SO g de sirope de manzana líquida
1 cucharada sopera de vainilla en polvo
1 cucharada de canela en polvo
l raspadura de limón un poco de zumo de naranja
1 yogur natural
1 cucharada mediana de polvo de agar-agar

Preparación
Se cuecen a fuego lento las manzanas peladas y cortadas a dados. Cuando están con la consistencia de compota, se añade el resto de los ingredientes. Se apaga el fuego y se bate toda la mezcla (se puede hacer en la misma olla con la batidora) y se vuelca sobre un molde de cristal.

Al acabar, se adorna por encima con trocitos de manzana cortados en forma de media luna y se hornea al grill hasta que se dore la superficie. Se deja enfriar y ya está listo para consumir.

 recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *