5 mitos y verdades sobre alimentos adelgazantes

mitos sobre alimentos adelgazantesSiempre se ha escuchado que algunos alimentos ayudan a adelgazar mientras que otros, por el contrario,  hacen que aumentemos de peso.

Sin embargo, ¿No se ha detenido alguna vez a pensar si aquello que escuchó será verdadero o sólo un mito? 

A continuación, se analizará esos supuestos beneficios que aportan algunos alimentos a la hora de adelgazar.

Mitos sobre alimentos sanos y adelgazantes

Mito #1. Los alimentos integrales son sinónimos de “adelgazantes” No es necesariamente cierto. Ellos ofrecen fibras en diversas proporciones, que demoran la digestión, y también alteran el metabolismo de azúcares, lo que ayuda a mantener los niveles de glicemia más estables. Estos dos factores promueven la pérdida de peso, pues la sensación de estar lleno perdura más tiempo. Sin embargo, los alimentos integrales usualmente proveen más calorías que grasa saludable; por ello, si se exagera en el volumen o cantidad de consumo, de seguro se aumentará de peso.

Mito #2: Los productos que contienen 0% de grasas ayudan a adelgazar y son saludables Decir “cero grasas”, no necesariamente es sinónimo de “pérdida de peso” o que son “sanos”. Por ejemplo: una soda tiene 0% de grasas; pero no es saludable, mientras que las nueces son altas en contenido de grasas, pero son muy saludables. Depende entonces de qué tipo de alimento se refiere, y los contenidos. Muchas veces, el producto dice “0% grasa”, pero está lleno de azúcar, ya que al eliminarle la grasa, hay que agregar “algo” para que sepa bien. Usualmente, eso quiere decir agregarle sal o azúcares.

Mito #3: Las galletas de soda son más saludables y ayudan a adelgazar más que el pan Eso tampoco es muy cierto. Si se trata de verdaderas galletas de soda, no contienen más que carbohidratos simples (harina) y sal. Algunas pueden ser hechas con harina integral, pero su contenido nutricional es pobre. En comparación, el pan usualmente ofrece más nutrientes; además, es más denso y satisface por más tiempo. Es fácil comer unas cuantas galletas y sentir hambre en poco tiempo, lo que requiere más consumo y se puede engordar.

Mito #4: Las palomitas de maíz y las barras energéticas pueden ser meriendas sanas y ayudan a perder peso Las palomitas de maíz son buenas si no están bombardeadas de sal, sirope o mantequilla. Por otra parte, el consumo “sano” de las barras energéticas de granóla, dependerá del contenido: es mejor consumir las que tienen menor cantidad de grasas y caloñas. Las barras de proteínas deben consumirse con cautela, ya que usualmente se ingiere la suficiente cantidad a diario. La ingesta continua agrega una carga proteica que luego es difícil de procesar.

Mito #5. Comer solo frutas a modo de cena, ayudará a mantener el cuerpo más sano y perder peso Las frutas en la noche, sobre todo las de índice glicémico bajo (manzanas, peras, etc.), ayudarán a regular la digestión y bajar el colesterol. Sin embargo, pueden abrir mucho el apetito.

¿Cómo saber cuál es el mejor alimento?

Para poder identificar las comidas no saludables y que engordan, se debe desarrollar la costumbre de leer el contenido nutricional, y aprender a identificar las bases de un alimento saludable, que son:

■ Fibra. Al menos dos gramos de fibra por porción.
■ Sal. Menos de 200 mg de sal por cada porción.
■ Grasa. Menos de tres gramos de grasa por porción.
■ Azúcar. Menos de 10 gramos de azúcar por porción.

 Justa medida

Es importante mantener una base de conocimiento general sobre la nutrición óptima. Lo primero es entender que no es necesario eliminar los alimentos, sino más bien variar y comer de todo, pero en cantidades y proporciones saludables. La “cantidad” adecuada de cualquier alimento, usualmente es:
■ 1 taza para todos los vegetales y frutas.
■ 3 onzas para las carnes, pollos y otras proteínas.
■ 1/2 taza, para los granos.
■ 1 cucharada correspondiente a los aceites.

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *