Lechuga: Propiedades y recetas saludables

lechugaLa lechuga es uno de los ingredientes más usados a la hora de preparar ensaladas, pero, pocas veces nos detenemos a pensar los beneficios que conlleva su consumo.

La lechuga es un aliado a la hora de perder peso, ya que 100 g sólo aportan 18 kcal, aparte de mucha agua y ñbra

Igualmente, potencia el bronceado y lo hace más duradero. Aunque menos que la zanahoria, la lechuga también contiene beta-carotenos, sustancias que estimulan la melanina, el pigmento que pone morena la piel. Además protege del fotoenvejecimiento.

La lechuga se ha considerado, desde épocas remotas, como un excelente remedio natural para relajar y contra el insomnio.

En general, mejora las digestiones y además es muy depurativa y diurética. Constituye un remedio muy eficaz, en este sentido, beber el agua de la cocción de unas cuantas de sus hojas (deben cocer por lo menos 10 minutos).

Además, protege el corazón y prolonga la juventud celular. Cuanto más oscuras son sus hojas, más ácido fólico contiene. Y se sabe que el déficit de esta vitamina puede aumentar la predisposición a sufrir un infarto. Además, sus be-tacarotenos se transforman en el cuerpo en vitamina A, antioxidante que retrasa el deterioro celular y refuerza las defensas.

La lechuga tiene mil maneras de cocinarla y muy distintas, sólo tienes que probar. De sabor pronunciado y textura crujiente, combina bien con anchoas, salmón…A continuación una receta saludable.

Receta saluddable con la lechuga

Ensalada César
Ingredientes para 4 personas:
1 lechuga mediana
2 dientes de ajo
2 lata de filetes de anchoa
2 yemas de huevo
2 cucharadas de salsa Perrins o inglesa
1 cucharadita de mostaza
3 cucharadas de aceite
2 cucharada de vinagre
2 rebanadas de pan de molde (de caja)
3 cucharadas de queso cortado en lonchas finas

Preparación
Ponga los dientes de ajo en un mortero y tritúrelos. Añádales los filetes de anchoa y triture todo de nuevo hasta obtener una pasta homogénea.

A continuación, viértala en una ensaladera y agregúele las yemas de huevo, la salsa Perrins, la mostaza, el aceite y el vinagre, sin dejar de revolver.

Seguidamente, separe las hojas de la lechuga, lávelas concienzudamente, píquelas, incorpórelas a la ensaladera y mezcle todo bien.

Por último, corte el pan en cua-draditos y fríalos. Retírelos del aceite, déjelos enfriar sobre papel absorbente y viértalos en la ensaladera. Agregue las lonchas de queso y sirva la ensalada.

Tiempo de realización: 20 minutos
Calorías por ración: 242

Trucos al comprar la lechuga

Hay que comer las hojas de la capa exterior, a no ser que estén muy estropeadas. En ellas es donde más se concentran los nutrientes de las lechugas: contienen también vitaminas C y E y minerales como calcio, hierro o magnesio. En la tienda, escógelas siempre con las hojas tiernas pero ñrmes, sin las puntas quemadas ni los bor-des de un color demasiado parduzco. Lávalas bien antes de consumir.

No tires la lechuga mustia porque puede ser “salvada”. Mete las hojas en agua bien caliente durante un minuto y a continuación en agua helada durante unos minutos más. La verás “revivir”.

 

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *