Leches vegetales: Una opción para los intolerantes a la lactosa

leches vegetalesBastantes personas presentan síntomas dolorosos que les obligan a abstenerse de tomar leche y productos lácteos.

Además de la leche, de la nata y de la mantequilla, pueden causarles problemas otros productos como los cereales, los artículos de bollería que incluyen leche, la leche en polvo, el queso (o aromatizantes de queso), el suero, el requesón e incluso la margarina.

A continuación, se detallan leches vegetales que pueden consumir los intolerantes a la lactosa sin las consecuencias que sufren cuando ingieren la leche de origen animal.

Diferentes tipos de leches vegetales

Leche de frutos secos Los frutos secos producen un líquido espeso, agradable, que se puede emplear en algunas salsas y postres. Emplea almendras, pacanas, anacardos o nueces (cualquier fruto seco sirve), de cultivo ecológico y sin sal y sin quitarles la piel. Los frutos secos nos aportan proteínas, vitamina E y fibra, pero deben tomarse en cantidades moderadas, pues tienen un contenido elevado de grasas (aunque son principalmente grasas no saturadas y con ácidos grasos esenciales). Con la leche de frutos secos se obtienen batidos o smoothies más densos que con la leche de soja.

Como es lógico, las personas con alergia a los frutos secos no pueden tomar esta leche. No obstante, los adolescentes sanos que consumen mucha energía pueden tomar con regularidad leche de frutos secos .

Para elaborar leche de frutos secos: Combinar los frutos secos con los demás ingredientes que se indican a continuación en un tarro limpio con tapa. Adviértase que el agua hervida no debe estar hirviendo al añadirla. Agitar bien, dejar enfriar, batir en batidora o procesador de alimentos y usarla inmediatamente; o volver a guardarla en el tarro y conservarla en la nevera hasta 2 o 3 días.

  • Anacardos: Un tazón (250 mi) de anacardos muy picados; una cucharada (15 mi) de dulse muy picado; una cucharada (15 mi) de pasas muy picadas; un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla; dos tazones (500 mi) de agua recién hervida.
  • Pacanas: Un tazón (250 mi) de pacanas muy picadas; una cucharada (15 mi) de pasas muy picadas; una cucharada (15 mi) de semillas de lino; un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla; dos tazones (500 mi) de agua recién hervida.
  • Nueces: Un tazón (250 mi) de nueces muy picadas; una cucharada (15 mi) de dátiles muy picados;una cucharada (15 mi) de semillas de lino; un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla; dos tazones (500 mi) de agua recién hervida.

Leche de coco/algarroba. Emplear coco fresco. Picarlo y congelar el sobrante si es preciso. Si no se dispone de coco fresco, emplear el coco seco no edulcorado que se encuentra en algunas tiendas de alimentación/salud alternativas. El coco es dulce de por sí, y se endulza todavía más al mezclarlo con algarroba. Con la leche de coco se puede sustituir la leche animal y el azúcar en los batidos, pudines y otros postres.

Para elaborar leche de coco-. En batidora o procesador de alimentos, mezclar 1/2 tazón de coco fresco picado (o lh de tazón-75 mi de coco seco picado), 3 cucharadas (45 mi) de algarroba en polvo (opcional), un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla y 1/2 tazón (125 mi) de agua recién hervida.

Dejar enfriar y batir hasta que esté bien líquida. Si se quiere rebajar, añadir más agua. Emplear inmediatamente, o conservar en la nevera hasta una semana.

Leche de dátiles. El azúcar de dátiles se suele emplear como edulcorante en productos comerciales. Usa la leche de dátiles con moderación, pues es como usar azúcar, aunque aporta algo de fibra y nutrientes. Elabora la leche con dátiles deshuesados.

Para elaborar leche de dátiles-. En batidora o procesador de alimentos, mezclar 1/2 de tazón de dátiles picados, un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla y 1/2 tazón (125 mi) de agua recién hervida. Dejar enfriar y batir hasta que esté bien líquida. Emplear inmediatamente, o conservar en la nevera hasta una semana.

Leche de higos. Los higos tienen propiedades antibacterianas y anticancerosas, y con ellos se elabora una leche dulce que se puede emplear con yogur o con tofu en batidos y otras recetas. Emplear higos frescos, si es posible. Los higos secos son duros, y hay que picarlos un poco a mano antes de procesarlos en la batidora o en el procesador de alimentos.
.
Leche de albaricoque. Esta leche de fruta, dulce pero un poco acida a la vez, tiene un sabor único. Empléala en cualquiera de los batidos o smoothies de frutas de este libro. Busca albaricoques ecológicos que se hayan secado sin azufre.

Para elaborar leche de albaricoques-. En batidora o procesador de alimentos, mezclar 1/4 de tazón de albaricoques secos picados, un trozo de 2,5 cm de vaina de vainilla y 1/2 tazón (125 mi) de agua recién hervida. Dejar enfriar y batir hasta que esté bien líquida. Emplear inmediatamente, o conservar en la nevera hasta una semana.

Leche de soja La leche de soja y el tofu se encuentran fácilmente en supermercados y tiendas de alimentación/salud alternativas, pero también se pueden elaborar fácilmente en casa. Pero la leche de soja y el tofu deben usarse con prudencia, ya que cada vez se emplea más la soja transgénica y muy tratada con pesticidas en la mayoría de los derivados de la soja.

recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *