Endulzantes naturales saludables

Endulzantes naturales saludablesSi eres diabético o deseas evitar el consumo excesivo de azúcar procesado de forma química, los endulzantes naturales son una buena opción.

A continuación, te detallamos aquellos que se consideran los más seguros y mejores en este aspecto:

.

Stevia

La stevia es un sustituto del azúcar que se emplea mucho en la actualidad. Procede de los Andes, y en realidad es pseudoedulcorante (falso edulcorante). Gracias a ello, la stevia es una de las plantas más notables del mundo, pues no contiene ningún azúcar de ninguna clase que pudiera reactivar una infección o desactivar la respuesta inmunitaria.

La stevia se puede adquirir bajo muchas formas: la planta propiamente dicha (sus hojas secas), o en forma concentrada, líquida o en polvo. Existen muchas stevias con sabores, que resultan deliciosas al añadirlas a los smoothies de superalimeñtos, aderezos de ensaladas y postres.

.

Savia de abedul (xilitol)

El xilitol tiene exactamente el mismo aspecto, consistencia y sabor que el azúcar refinado granulado. Pero, desde el punto de vista químico, no es un azúcar, sino un polialcohol o poliol. La molécula de xilitol tiene cinco átomos de carbono, a diferencia de las de otros edulcorantes, como el sorbitol, la fructosa y la glucosa, que tienen seis. El xilitol, como azúcar pentacarbónico, tiene propiedades antimicrobianas, mientras que los azúcares hexacarbónicos pueden favorecer el desarrollo de las bacterias y de los hongos.

El xilitol se encuentra de manera natural en algunas frutas y verduras, y más especialmente en diversos árboles, por ejemplo, en la savia de abedul. El xilitol se encuentra también en los seres humanos y en los animales como subproducto intermedio del metabolismo de los carbohidratos.

Es tan natural que nuestros propios organismos lo están produciendo constantemente a razón de entre 5 y 15 gramos al día. Teniendo en cuenta que el xilitol se encuentra de manera natural en las plantas, en los alimentos y en el propio organismo humano, cabe pensar que podemos consumirlo en cantidades razonables sin riesgos para la salud. El xilitol, como producto comercial, no es crudo ni integral, pero, de suyo, es una sustancia natural.

El xilitol se descubrió casi al mismo tiempo en Alemania y en Francia en la década de 1890. En la antigua Unión Soviética se empleó como edulcorante para los diabéticos durante varias décadas.

En China se ha empleado con diversos fines médicos. En 1983, el Comité Mixto FAO-OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios dictaminó oficialmente que el xilitol es un aditivo edulcorante seguro. La FDA lo reconoció, a su vez, en 1986. (La FAO es la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura; la OMS es la Organización Mundial de la Salud, también organismo de las Naciones Unidas, y la FDA es la Administración de Alimentos y Medicamentos, ente gubernamental de Estados Unidos).

Nota: A la hora de escoger productos a base de xilitol, recomiendo emplear solo los extraídos del abedul, y no los que proceden del maíz.

.

Raíz de yacón (en polvo o en jarabe)

El yacón es un prebiótico, lo que significa que regula y nutre la flora intestinal beneficiosa1. Por ello, es magnífico para la digestión, estimula la salud positiva del colon y contribuye a la absorción del potasio, del calcio bueno, del magnesio y de otros minerales. Por su gran valor como antioxidante, el yacón reduce los daños provocados por los radicales libres, sobre todo en el intestino delgado y en el colon.

El yacón ayuda a controlar los niveles de colesterol y de triglicéridos en el cuerpo y a normalizar el metabolismo de las grasas-aceites en general. El yacón contiene, además, gluconutrientes, y contribuye a potenciar el sistema inmunitario de un modo similar a ese gran superalimento que es el áloe vera. El yacón es magnífico para la destoxificación y las dietas de adelgazamiento bajas en calorías y en azúcar, y es ideal dentro de tu estrategia para la longevidad, como alimento y como edulcorante poco glucémico.

Quizá te interese conocer sobre remedios para la adicción al azúcar

Cómo emplearlo: Usa el jarabe de yacón del mismo modo que la miel o el jarabe de arce, como ingrediente de las recetas y para endulzar las bebidas y elixires.

El jarabe de yacón afecta muy poco a la curva de tolerancia a la glucosa, y es muchísimo menos glucémico que otros edulcorantes naturales.

En la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de Perú, se realizó en 2004 un estudio sobre los efectos del jarabe de yacón en los niveles de glucosa en sangre. Participaron en el estudio sesenta hombres y mujeres no diabéticos de entre veinte y sesenta años de edad, que ingirieron diversos edulcorantes después de haber ayunado un mínimo de ocho horas. A tres grupos se les administraron otros tantos tipos distintos de yacón; a otro grupo se le dio miel de abejas; a otro, jarabe de arce, y a los sujetos del último grupo se les dio glucosa anhidra.

La variación menor de glucosa en sangre, medida antes y después, se observó en los grupos que ingirieron jarabe de yacón. Estos resultados mostraron que el yacón tenía muy poco efecto sobre los niveles de glucosa, mientras que con otros edulcorantes se apreciaba un aumento inmediato y significativo de la glucosa, que después descendía despacio hasta volver a la normalidad.

.

Descubre

Remedios para la diabetes

Remedios para la diabetes infantil

Zumos para la diabetes

Remedios naturales para la hipoglucemia

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *