Endibia y sus propiedades

endibia y sus propiedadesLa endibia es una hortaliza,  perteneciente a la familia de las Asteráceas,  pequeña, pálida, con forma de cigarro y con un peculiar sabor amargo que la hace distinta del resto de las “hojas verdes”.

Esta planta está relacionada con la achicoria y la escarola.

Propiedades  curativas de la endibia

La endibia  posee  muy pocas calorías (solo 77,8 kcal por cada 100 gramos de alimento).  Por eso, es una gran aliada para perder peso. Su principal componente es el agua y su aporte de hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy bajo, lo que la convierten en un alimento idóneo si se sigue una dieta de adelgazamiento. Además, lleva una buena cantidad de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal.

La endibia contiene  intibina, una sustancia amarga que estimula el buen funcionamiento del hígado y favorece la digestión de las grasas. 

En cuanto a la salud femenina, la endibia también ayuda especialmente por tres puntos: su riqueza en potasio, que ayuda a combatir la retención de líquidos; en acide fólico, con lo que previene la anemia; y en carotenos, que se encargan de mimar tu piel desde dentro.

Recomendaciones con la endibia

Adquirir las endibias que estén limpios y sin magulladuras. Deben ser de color blanco, excepto las puntas de sus hojas, donde es preferible que tengan un color verde suave y brillante. Evitar las que tengan manchas oscuras u hojas arrugadas o mustias.

No exponer la endibia a la luz directa. Si se hace, se irá tomando a un tone amarillo y se estropeará más rápido.

Conservar entre cinco y siete días dentro de una bolsa de plástico perforada en el frigorífico. No se recomienda congelar la endibia, ya que, aunque permanece intactos sus nutrientes, el hielo altera el sabor y la textura de esta verdura.

Trucos de cocina con la endibia

Para  reducir su amargor, se recomienda dejar las endibias unos minutos bajo el agua del grifo y sécalas con papel de cocina. Después corta la base del tronco y separa las hojas. Para reducir todavía más ese amargor, se aconseja córtalas muy finas, así su sabor no será tan pronunciado, y mézclalas en ensalada con escarola, zanahoria, atún y huevo duro. También resultan deliciosas combinadas con manzana y pera cortada en láminas y frutos secos.

Deben prepararse en el último momento. Es decir, las hojas de la endibia no deben cortarse, ni separarse ni aliñarse hasta el momento de su consumo para que no se oscurezcan en contacto con el aire.

Las endibias también pueden cocinarse gratuladas con jamón y queso y cubiertas con salsa bechamel, tomate o un poco de queso rallado gustarán a todo el mundo. Asadas, cocidas o a la plancha quedan perfectas y así también se consigue suavizar su sabor.

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *