Alimentación para los diabéticos

alimentacion para diabeticosLa diabetes mellitus es la incapacidad del cuerpo de usar la glucosa como energía debido a la cantidad inadecuada o perdida de la sensibilidad de la hormona insulina.

Es otras palabras, el páncrea no produce la cantidad suficiente de insulina o las células del cuerpo se vuelven resistents a los efectos de esta hormona.

 
Existen diferentes tipos de diabetes mellitus:

Tipo 1 (juvenil o insulino-dependiente)
Estas personas deben tomar insulina todos los días, con el fin de procesar los alimentos que consumen. Es importante trabajar en constante comunicación con el médico tratante, para determinar la dosis adecuada y el momento de su aplicación.

Tipo 2 (adulto)
Estas personas no necesitan administrar insulina para controlar su enfermedad; pero, a menudo ingieren otro medicamento, para ayudar a controlar su azúcar en sangre.

Gestacional (embarazo), y la prediabetes.
Las mujeres con esta condición, tienen la responsabilidad adicional de “comer por dos”. Lo que se ingiere, y lo bien que se controle el azúcar en la sangre, impactará en el crecimiento y desarrollo del feto.

 

Recomendaciones alimentarias

Existen recomendaciones alimentarias para cada uno de los diferentes tipos de diabetes mellitus:

Tipo 1

  • Ingerir los alimentos en las horas que coincidan con el horario de las dosis de insulina.
  • Controlar cuidadosamente los niveles de azúcar en la sangre.
  • Ajustar la dosis para la cantidad de alimentos que se ingieren, y a la cantidad de actividad física realizada.

Tipo 2

  • Alcanzar y mantener los niveles normales relativos al azúcar en la sangre, colesterol, triglicéridos y de presión arterial.
  • Lograr y preservar un peso corporal ideal.

Gestacional

  • Ingerir las calorías suficientes durante el embarazo, para apoyar el crecimiento y desarrollo adecuado del bebé sin causar hiperglucemia (azúcar alta).
  • Seguir la dieta prescrita por el médico o profesional de la salud.
  • Alcanzar y mantener niveles normales de colesterol, triglicéridos y niveles de presión arterial.
  •  Trabajar para lograr un peso normal y estable.
  • Hacer ejercicio con regularidad. Alimentación esencial

 

Otras recomendaciones

Es importante tomar en cuenta:

  • Incrementar la ingesta de fibra. Elegir granos enteros, como: arroz integral, quinoa, o pasta de trigo integral, en lugar de granos procesados o refinados. Preferir frijoles, como los pintos o negros, y las lentejas.
  • Comer muchas frutas y verduras. Centrarse en las verduras sin almidón, como el brócoli, las zanaho rias y espinacas.
  • Disminuir el consumo de grasas y elegir las más saludables, como carnes magras, cortes de lomo y pollo sin piel.
  • Seleccionar productos lácteos sin grasa.
  • Ingerir pescado dos o tres veces a la semana, para obtener cantidades adecuadas de “grasas saludables”.
  • Cocinar con aceites líquidos en lugar de grasas sólidas, corpo la manteca, la margarina o mantequilla.
  • Elegir frutas frescas como postre, en lugar de galletas de alto contenido calórico, pasteles o hasta helados.
  • Optar por agua o bebidas sin calorías, en lugar de soda regular, jugo, u otras bebidas que contienen una gran cantidad de azúcar añadido o natural.
  • Contar las calorías de las bebidas alcohólicas.

Es muy importante trabajar de la mano de dietistas y profesionales de la salud, que puedan brindar las mejores recomendaciones para controlar la condición.

Es indispensable, también, la consulta a un endocrinólogo, quien podrá medir los niveles regulares del organismo, e indicar el mejor tratamiento a seguir.

Esta enfermedad no amerita mayores preocupaciones, siempre que se sigan los cuidados necesarios para controlarla.

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *