Cuidado con las dietas extremas

Muchas son las mujeres, de cualquier edad, que sienten un deseo incalculable por perder peso; y esto está bien, siempre y cuando no sobrepasen los límites sanos.

Ya al llegar al punto de una obsesión, en la que se fija el objetivo de adelgazar a cualquier precio, comienzan los problemas.

Las dietas extremas (aquellas, algunas hasta famosas, que, por ejemplo, prometen adelgazar 20 klos en 3 días) se presentan como soluciones para estas mujeres, pero hay que tener especial cuidado, ya que la salud se está poniendo en riesgo.

Extremos de riesgos

Una dieta drástica, más que hacer perder peso rápidamente, puede ocasionar numerosos problemas para el metabolismo, produciendo padecimientos al organismo a largo plazo, así que debes evitar las dietas más peligrosas, si no quieres tener complicaciones de salud.

Las más populares entre ellas son: la dieta de la cerveza, que se basa principalmente en el consumo de esta bebida, para convertirla en energía; y la Sunga-zing, cuyo fundamento es aprovechar la energía solar, para mejorar el funcionamiento del cuerpo; y las cuales podrían desencadenar en anemia, o diabetes.

¿Cuáles son los peligros más significativos para la salud relaconadas con estas dietas extremas?

Son muchas las razones por las que las dietas extremas no son recomendadas y se consideran hasta peligrosas por parte de los muchos nutricionistas como métodos de pérdida de peso, pero entre los motivos más resaltantes debido a su daño, destacan:

■ Deficiencia nutricional. Es casi imposible obtener todos los nutrientes necesarios con la limitación de alimentos, afectando directamente la función óptima del cuerpo.

■ Afección al metabolismo. El cuerpo normalmente requiere de energía calórica para funcionar, y al hacer una dieta hipocalórica, el organismo se conmociona y el metabolismo, lógicamente, se desploma, desvariando su funcionamiento y afectando su eficiente ritmo.

■ Lastiman el cuerpo. Bajar de peso tan rápidamente propicia el efecto rebote, que trata de recuperar lo perdido, agravando así la condición del sistema cardiovascular.

Mejor opción

Si deseas perder peso efectivamente, debes considerar cambios permanentes en tu estilo de vida, esta será la mejor manera de lograrlo. En vez de intentar con una dieta extrema, toma en consideración la formulación de tu propio plan alimenticio, comienza con cambios graduales, como aumentar el consumo de agua y verduras, que son hábitos fáciles de sostener a largo plazo.

Muchas son las evidencias que exponen a las dietas extremas como dañinas, así que estudia estos puntos importantes, antes de someterte a una, acude previamente a un especialista si tienes dudas, él podrá orientarte para lograr tu objetivo de manera saludable.

recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *