¿Cómo debe ser una dieta equilibrada?

dieta equilibradaMuchas personas se preguntan constantemente sobre cómo debe ser una dieta equilibrada.

La dieta equilibrada no es sinónimo de adelgazar, ya que algunos piensan que sólo con quitar los alimentos ricos en proteínas animales, grasa y azúcares están logrando el balance nutricional y, a la vez, la pérdida de peso.

Es importante señalar que una dieta equilibrada debe contener todos los nutrientes que se necesitan para disfrutar de una salud óptima. Lo ideal es que tenga como base los productos de la temporada.

Cada alimento tiene su tiempo, y eso se debe respetar, por más que existan alternativas para su conservación. La dieta depende de las actividades que realice una persona, del sexo, talla, edad y clima, entre otros factores, que deben ser considerados al momento de elaborar un plan alimentario.

 

Recomendaciones

* Consumir la cantidad suficiente de nutrientes energéticos y calorías, para llevar a cabo las actividades diarias.

* Incluir alimentos de los tres grupos en cada plato.

* Las proteínas deben representar el 15% del aporte calórico. Los lípidos no pueden sobrepasar el 30% del total de las calorías. Y los lúcidos aportarán entre el 50 y el 60%.

* No se debe comer carne roja más de una vez al día. Además, se deben evitar los embutidos y enlatados.

* Preferir las frutas y verduras crudas o ligeramente cocidas; de lo contrario, se destruyen las vitaminas que aportan.

 

Tips

Ejercítate No hay mejor manera de llevar una vida sana, que combinar una buena alimentación, con ejercicios diarios que aporten salud y vitalidad. La actividad física no solo fortalece y tonifica los músculos, sino que también es importante para disminuir el estrés y la ansiedad.

Controla la ingesta  Disminuye el consumo de lácteos, sobre todo grasos como la leche, la nata, la mantequilla, quesos madurados. Es preferible el requesón, el yogur y la leche descremada.

Incluye los granos con frecuencia en tu dieta; se aconseja consumirlos como mínimo dos veces por semana y variarlos: frijoles, lentejas, garbanzos, entre otros.

Reduce el consumo de azúcar, sobre todo en dulces, pasteles, tortas, y chucherías. Es preferible comerse una fruta fresca o frutos secos. Igualmente, se debe minimizar el consumo de sal y grasas saturadas.

Haz a un lado la creencia de que los alimentos de origen animal deben jugar el papel más importante. Por el contrario, se deben reducir, y aumentar el consumo de legumbres, verduras, tubérculos y cereales.

recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *