La tiamina o vitamina B1 fue la primera que descubrieron del grupo B y es soluble