La diarrea puede estar provocada por ciertos alimentos o mediante una infección, virus o intoxicación alimentaria.