El organismo es un complejo sistema que ante la acumulación de toxinas puede empezar a “fallar”.