Esta molesta e incluso dolorosa infección de orina puede acabar siendo recurrente si no se trata