Los cálculos renales son concentrados de diversos elementos (calcio, los bicarbonatos, los oxalatos y otras sustancias)