Cálculos renales y la alimentación

calculos renalesLos cálculos renales son concentrados de diversos elementos (calcio, los bicarbonatos, los oxalatos y otras sustancias) que forman estructuras densas o piedras en los riñones, uréter o en las vías urinarias y que pueden llegar a obstruir conductos acompañado con el característico dolor agudo y penetrante

Es importante observar que ese dolor es el síntoma más conocido de la presencia de cálculos o piedras renales, pero hay otros: Náuseas y vómitos. fiebres y escalofríos, sangre en la orina, irritación en la vejiga, e hinchazón abdominal.

Curiosamente, los cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena, aunque los hay mucho más grandes.

Cualquiera puede sufrir de cálculos renales, pero hay personas más propensas que otras.  Se figura en el grupo de alto riesgo si se cumple algunos de estos requisitos:
• Hombres de 40 años en adelante.
• Enfermos de gota o con sobreabsorción de calcio.
• Antecedentes de cálculos en la familia.
• Bebedores de alcohol.
• Enfermos que han guardado cama durante mucho tiempo.

Qué debe comer las personas afectadas según el tipo de cálculo renal que tenga

Cálculos de carbonato o fosfato calcico La dieta debe ser pobre en calcio y fosfatos, para lo cual basta con suprimir o limitar mucho los alimentos ricos en calcio, como la leche y sus derivados (yogur, quesos) y los pescados que se consumen con espinas (como las sardinas en aceite). En los casos más graves, habrá que suprimir también otros alimentos que contienen calcio en cantidad considerable: acelgas, escarolas, espinacas, puerros, nueces, almendras, avellanas, semillas de leguminosas, etc.

Cálculos de oxalato Deben eliminarse de la dieta los alimentos ricos en oxalato: espinacas, remolacha, nabo, zanahoria, endibias, achicoria, judías (secas y verdes), acelgas, pasas, higos secos, habas, frambuesas, grosella, cacao, etc. Se recomienda también no abusar de los preparados comerciales ricos en vitamina C.

Cálculos de uratos o de ácido úrico El ácido úrico que se forma en el organismo es el producto de la degradación de unas sustancias denominadas purinas, esenciales para el mantenimiento de la vida; por tanto, hay que evitar los alimentos ricos en estas sustancias, como son las visceras (hígado, ríñones, corazón, etc.), la carne de cerdo, los embutidos, los extractos de carne, diversos pescados (arenques, sardinas, anchoas, truchas), los mariscos, los quesos cremosos, las espinacas, los tomates, la coliflor y los espárragos. Deben limitarse también los alimentos ricos en grasa y las leguminosas.

Recomendaciones

Tomar abundante agua, ya que se considera que aminora el riesgo de formación de cálculos.

Evitar el sedentarismo que promueve, por falta de actividad, la formación de cálculos.

Todo dolor intenso en los ríñones o la vejiga o la presencia de sangre en la orina debe ser consultado con un médico de inmediato.

Si expulsa un cálculo, debe llevarlo a su médico para analizarlo en un laboratorio. Determinar qué tipo de cálculo es le ayudará a evitar otros en el futuro,  Un médico puede estudiar su cálculo mediante una radiografía o ecografía para determinar su tamaño. Los cálculos grandes pueden crear una obstrucción significativa e incluso infección.

El 95 por ciento de los cálculos situados en el uréter se expulsa en 3 o 4 semanas. Pero, si en dos meses no lo ha expulsado, vaya al especialista.

loading...
Comments
  1. Fernanda
    • Alimentos saludables

Responder a Fernanda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *