Berenjena para bajar el colesterol y adelgazar

berenjenaLa berenjena es un miembro de la familia de las patatas y se han cultivados desde épocas remotas.

Las más comunes suelen ser de color morado oscuro, aunque también existan ejemplares blancos y jaspeados. Su carne, entre verde y amarilla, resulta exquisita.

Su mejor momento para consumirla se puede situar desde el mes de mayo hasta finales de noviembre. Aunque, por suerte, gracias a los cultivos en invernadero podemos disfrutar de ellas prácticamente todo el año.

 

Propiedades curativas

Corta una berenjena por la mitad a lo largo y observa su pulpa. ¿No te recuerda a la de una esponja? Pues así es como actúa frente a la glucosa y el colesterol “malo”. * Está formada por una malla de fibras que, una vez en el intestino, barre y absorbe el colesterol y otras sustancias de desecho la que la convierte en una buena aliada para combatir el estreñimiento.

Esta riqueza en fibra también contribuye a rebajar el nivel de glucosa en sangre, con lo que se reduce el riesgo de acabar desarrollando una diabetes.

Igualmente, la berenjena resulta un alimento ideal para las dietas de adelgazamiento (siempre y cuando la cocines a la plancha o al horno), ya que es muy baja en calorías y posee un alto porcentaje de agua, por eso resulta tan ligera y adecuada.

 

Receta saludable con berenjena

Lasaña de berenjena
Información nutricional: Calorías: 244 Proteínas: 21 g. Grasas: 12 g. Hidratos de carbono: 13 g.

Ingredientes
2 berenjenas grandes
300 g. de carne picada
1/4 kg. de tomates maduros
1 cucharada de harina
1 vaso de leche desnatada_
2 cucharadas de queso rallado
2 cucharadas de margarina light
1 cebolla
2 cucharadas de aceite
nuez moscada y sal.

Preparación
1. Se sofríen en aceite las cebollas y los tomates pelados y muy picados, junto con la carne picada; se sazona.

2. Se cortan las berenjenas en rodajas de medio centímetro de grosor y se doran en una sartén antiadherente por los dos lados, sin echar aceite.

3. En un molde hondo ligeramente engrasado, se pone una capa de berenjenas en el fondo, otra del sofrito de carne y tomate, y así hasta terminar con los ingredientes.

4. Se prepara una bechamel con la margarina, la harina y la leche, una pizca de sal y nuez moscada; se vierte sobre las berenjenas; se espolvorean con el queso rallado y se hornea hasta que se dore la superficie.
La clave: Para no añadir más grasa, haz las berenjenas a la plancha.

 

Recomendaciones

Antes de cocinarlas, déjalas llorar para que pierdan amargor; este proceso se denomina “soltar la lágrima” o llorar y sirve para eliminar su regusto amargo. Es muy sencillo. Sólo tienes que cortar las berenjenas en rodajas y disponerlas sobre un escurreverduras, se espolvorean con sal común o mejor aún con sal gorda. Se dejan así reposando durante un mínimo de media hora; una vez hayan escurrido el líquido, se aclaran bien con agua fría y se secan completa un paño de cocina. Así ya están listas para utilizar en la receta deseada.

Al comprarlas, elige ejemplares de piel firme, brillante y sin manchas; descarta los que tengan zonas arrugadas o golpes. Compra pequeñas cantidades, y consúmelas pronto (en 3 o 4 días); resérvalas en el cajón de las verduras de la nevera.

Si no vas a consumirlas de inmediato las puedes congelar:, sumérgelas en agua helada, escúrrelas y sécalas. Disponías en recipientes de plástico por capas, separadas. Calcula una berenjena mediana por comensal, salvo si se preparan en ensalada, con otras verduras y hortalizas.

No le quites la piel Las antocianinas son precisamente los antioxidantes que le dan su característico color morado. Estas sustancias, como bien sabes, son buenas para proteger los vasos sanguíneos y frenar el daño de los radicales libres. Por tanto lo mejor es que la consumas siempre con ella, previamente lavada.

Si no las preparas de inmediato, pero ya las has cortado, para que no se ennegrezcan ponías con sal o déjalas posar en agua con zumo de limón.

Si las preparas fritas, utiliza aceite en abundancia y muy caliente, de ese modo absorben menos grasa. Una vez fritas, deja que escurran sobre papel absorbente; si son rodajas, déjalas separadas, nunca amontonadas.

remedios

loading...
Comments
  1. José Luis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *