Alimentos antioxidantes para lucir una piel joven y sana

alimentos antioxidantes para la pielEl organismo sufre un desgaste extra debido al exceso de calor, a la deshidratación y a la exposición continuada al sol (en verano) o al execeso de estrés y trabajo (el resto del año).

Debido a ello se multiplican en tu organismo los radicales libres, sustancias que aceleran la oxidación de tus células y el envejecimiento (especialmente el de la piel).

En este sentido, es importante tomar en cuenta los antioxidantes que se encuentran en algunos alimentos, ya que estos ayudan a retrazar este proceso, pero surgen las siguientes interrogantes: ¿Cómo hacen este proceso? y ¿Cuáles alimentos son ricos en antioxidantes?

 

Los antioxidantes y los radicales libres

Para dar respuesta a la primera pregunta es necesario explicar qué son los radicales libres. 

Éstos no son más que moléculas que han perdido un electrón, razón por la cual se vuelven muy inestables; bajo esta reacción, cercenan a otras moléculas completas el electrón que a ellas les falta, desvirtuando la función y estructura de la sustraída.

Esta reacción altera el material genético (ADN), logra que el colesterol malo tenga más posibilidades de adherirse a las paredes arteriales, contribuye a la aparición de arterosclerosis, y descompone la membrana de las células, cambiando el flujo de sustancias que entran y salen de ellas. Estas moléculas son las culpables del envejecimiento cutáneo; para estabilizar su proceso de destrucción.

Los antioxidantes previenen la producción de radicales libres, evitan la degeneración progresiva del organismo, y están presentes en gran cantidad de los alimentos de origen vegetal.

 

Alimentos ricos en antioxidantes

Existen una serie de alimentos y minerales que se consideran antioxidantes.  A continuación se presentan cada uno y los alimentos más representantivos.

Vitamina C. Se encuentra en frutas y verduras frescas crudas, tales como cítricos, kiwis, fresas, pimentones y tomates.

Betacaroteno. Pueden obtenerse mediante el consumo de albaricoques, melocotones, cerezas, zanahorias y demás verduras que sean de color anaranjado y amarillo.

Vitamina E. El aceite de oliva, germen de trigo, frutos secos y vegetales con hojas verdes, son las mejores fuentes ricas en este antioxidante.

Bioflavonoides Los bioflavonoides son un grupo de unos 5.000 compuestos que actúan como antioxidantes. Se encuentran en frutas, vegetales, té verde, productos de la soja, hierbas y especias. Una combinación de bioflavonoides tiene un efecto sinérgico cuando se toma con vitamina C. Se ha demostrado que son beneficiosos en el tratamiento de diversos cuadros, como alergias, artritis, diabetes, hipertensión e infecciones víricas. Un grupo de bioflavonoides tiene un potente efecto antioxidante, son las proantocianidinas oligoméricas (PCO), también denominadas genéricamente picnogenol.

Se han encontrado concentraciones extremadamente elevadas de PCO en el extracto de corteza de pino marítimo {Pinus marítima), el extracto de grano de uva y las pieles de uva y cacahuete. Debido principalmente a su precio mucho más bajo, el extracto de grano de uva es el PCO más comúnmente empleado. Se cree que las procianidinas, un grupo de compuestos presentes en el extracto, aumentan la eficacia de otros antioxidantes, especialmente la vitamina C y la vitamina E, al ayudarlos a regenerarse después de neutralizar los radicales libres en la sangre y los tejidos como la piel.

Luteína. El consumo de acelgas, espinacas, brócolis, maíz, aguacate y yema de huevos, favorecen su obtención.

Zinc. Se encuentra especialmente en alimentos como las carnes, los pescados, los mariscos, los huevos, los cereales y las verduras de hojas verdes.

 

Los antioxidantes y el proceso de oxidación

Cuando se menciona la palabra antioxidante, muchas veces se habla también del proceso de oxidación.  Sin embargo, ¿Qué es?

Las células se mantienen constantemente garantizando la fabricación de sus propios componentes, para así obtener suficiente energía a partir de los nutrientes, que son degradados, y poder participar entonces en las reacciones de oxidación-reducción.

La sustancia que se oxida desprende una serie de electrones, y logra así la reducción de algunas otras sustancias.

Gran parte del oxígeno utilizado para garantizar este proceso, el organismo lo destina a la producción de energía en la respiración celular, en la que se consumen los nutrientes y se liberan tanto dióxido de carbono como agua.

La mala alimentación, el sedentarismo, el estrés y otros factores de acciones cotidianas, pueden influir en que este proceso se haga menos efectivo cada vez.

belleza natural

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *