Lo más reciente

Propiedades del anís para adelgazar, estómago y más

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Pinterest
  • Seguir en Instagram
Propiedades del anís para adelgazar, estómago y más

La planta del anís alcanza entre 30 y 100 cm de altura cuando se cultiva y tiene unas hojas de color verde brillante parecidas a plumas.

La planta da unas flores blancas o amarillas que forman agrupaciones compuestas. Los frutos tienen unos 3 mm de longitud y son ovalados, de un color entre gris y verdoso.

Toda la planta es olorosa y tiene un gusto a anís fuerte, pero la parte más valiosa desde la antigüedad es el fruto. La maduración tiene lugar un mes después de la polinización, cuando el contenido en aceite del fruto seco es del 2,5%.

La destilación con vapor de los anises prensados da lugar a un aceite esencial volátil y oloroso, el principal componente aromático del cual (casi en un 90%) es el anetol.

 

Propiedades curativas

Los romanos ya comían pasteles con anís después de comidas copiosas para prevenir la indigestión. Otros productos químicos que forman parte del anís, como el creosol, actúan como expectorantes, fluidificando el moco y haciéndolo más fácil de eliminar con la tos.

La acción estrogénica del anís deriva de productos químicos como el dianhetol y el fotoanhetol, que actúan de una forma similar a los estrógenos.

Los frutos del anís y el aceite esencial contienen estos productos químicos que se utilizan con fines medicinales. Los anises pueden emplearse para preparar una infusión que puede ayudar a adelgazar y aliviar trastornos estomacales.

 

Preparaciones

El anís se puede añadir a los alimentos cuando se cocinan para aromatizarlos y favorecer la digestión, o se puede tomar entero en dosis de una a tres cucharadas pequeñas de semillas de anís al día.

La infusión se prepara con una cucharada de semillas de anís en una taza de agua caliente. Puede combinarse con hinojo y alcaravea para aliviar las molestias producidas por el exceso de gases. Para mejorar la tos, se añade a la infusión uña de caballo, malvavisco e hisopo y regaliz.

Con las preparaciones de aceite esencial de anís, es posible realizar inhalaciones. El aceite esencial se puede tomar por vía oral a una dosis de 0,3 g al día. Además, el licor anisado, que contiene aceite esencial de anís, se puede administrar con agua caliente para aliviar los problemas bronquiales, como bronquitis y asma espasmódica. Entre una y tres gotas de aceite esencial administradas con azúcar pueden aliviar el cólico.

.

Como cultivar anís

El anís es considerado como algo bastante difícil de cultivar. Aunque crece bien bajo climas templados estándar, no soporta un trasplante bueno o una manipulación excesiva.

Directrices de crecimiento

El anís crece mejor en un suelo bien drenado y fértil. La fertilización solo debe considerarse cuando el suelo es pobre. También requiere mucha luz solar diaria.

La planta de anís crece en una zona de vida de 46 – 73 ° F (8 – 23 ° C), con 16 – 67 pulgadas (0.4 – 1.7 m) de precipitación y un pH del suelo de 6.3 – 7.3 (neutro a ligeramente alcalino).

El espacio ideal entre plantas es de 6 a 12 pulgadas (15 a 30 cm). Los tallos de las plantas a menudo son débiles, pero una línea de cuerda a lo largo de cada lado de la fila evitará que se vuelquen.

Las plantas deben regarse solo a última hora de la tarde o de noche.

El anís puede florecer tan pronto como seis semanas después de la siembra, pero la maduración de las semillas puede tomar hasta cuatro meses de crecimiento y requiere calor durante el verano.

Se puede encontrar información detallada sobre el cultivo de anís en la sección de jardín de hierbas.

.

Precauciones

Las personas alérgicas al anís o al anhetol, su principal ingrediente, deben evitar los anises y el aceite esencial de anís. También es posible que aparezca una sensibilidad alérgica al anís.

Quizá te interese conocer

..

Efectos secundarios

Aunque el anís suele considerarse seguro, los efectos secundarios debidos a sus propiedades estro-génicas no se han estudiado completamente. El aceite de anís puede producir náuseas, vómitos, convulsiones y edema pulmonar si se ingiere en cantidades elevadas. Además, el contacto de la piel con el aceite concentrado puede causar irritación.

No se han descrito interacciones con ningún tipo de medicamentos.  Conoce más contraindicaciones del anís y efectos secundarios.

.

Conozca también

Recetas de mascarillas caseras de anís para las arrugas

Remedios para la flatulencia o gases

Remedios para el dolor de estómago 

Remedios para la indigestión, dispepsia o empacho

Remedios para la gastritis

Remedios para los espasmos o retortijones

Remedios para el estómago delicado o sensible

infusiones medicinales

Video recomendado

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*