Conoce los alimentos que ayudan a tener una buena vista

Una alimentación equilibrada ayuda a conservar la vista en perfecto estado y durante muchos años.

Esa alimentación debe incluir determinados nutrientes que previenen específicamente las dolencias oculares.

A continuación se detallan algunos de estos alimentos especiales para la vista.

 

Los pescados azules y los omega 3 Estas grasas contenidas en los pescados azules, junto con la vitamina B2 o riboflavina, evitan que la lágrima sea muy líquida y se evapore con facilidad, previniendo así el ojo seco.

Los omega 3 también impiden la formación de vasos sanguíneos en el ojo (son antiangiogénicos), por lo que evitan el glaucoma; mientras que la deficiencia de riboflavina produce sensibilidad a la luz (fotofobia). Además del pescado azul, se puede encontrar omega 3 en frutos secos y aceites de soja y germen de trigo. La riboflavina la encuentras en la leche, los huevos, las frutas y las verduras.

 

Las frutas cítricas y la vitamina C Su acción antioxidante previene dolencias ligadas a la edad como la DMAE o las cataratas. La razón es que protege el cristalino de la oxidación, evitando que se vuelva opaco. Además de los cítricos, se puede encontrar vitamina C en tomate, pina, cereza, fresa, papaya, guayaba, perejil y grosella negra.

 

Los tomates y la vitamina E Una reciente investigación del Hospital Brigham and Women de Boston (EE. UU.) ha demostrado que la ingesta de esta sustancia de forma habitual disminuye en un 14% el riesgo de cataratas. Por eso esta vitamina, combinada con la C, es el mejor antídoto para prevenir la dolencia. Los tomates son una buena fuente y también las ciruelas, los aguacates, los melones, los plátanos, las manzanas, los tomates, los espárragos y el aceite de girasol.

 

La espinaca y la luteína Se trata de un pigmento amarillo de la familia de los carotenos que beneficia especialmente la salud ocular por dos motivos. Por un lado, es un potente antioxidante que protege la mácula, la zona de la retina que concentra mayor agudeza visual pero que se ve afectada continuamente por la acción de los radicales libres.

Por otro lado, la luteína actúa como filtro, protegiendo la vista de los efectos dañinos del sol. Estas dos propiedades la convierten en una gran aliada para prevenir la degeneración macular. Las espinacas son especialmente ricas en luteína, pero también el berro, el perejil, la lechuga y los guisantes.

 

Frutos de color morado y el antociano: Este tipo de frutos, así como los de color azulado o rojizo, proporcionan una gran cantidad de antocianos, unos pigmentos que protegen los vasos capilares de la retina. Fuentes de antociano son: Cerezas, uvas negras, arándanos y moras.

 

Las algas y el zinc Este mineral actúa conjuntamente con la vitamina A, aumentando la función protectora de esta sustancia sobre la salud visual. Por tanto, es esencial para una buena visión nocturna y para prevenir enfermedades como las cataratas o la DMAE. Dosis de zinc se puede encontrar en algas, ostras, pescado, cereales, levadura de cerveza y la soja lo contienen.

 

Las zanahorias de siempre Nuestras abuelas ya repetían una y otra vez que eran buenas para mejorar la visión y no se equivocaban. Y es que las zanahorias son muy ricas en carotenos, una sustancia que se transforma en vitamina A y que es necesaria para el buen funcionamiento de la retina.

Favorecen la visión nocturna, la distinción de los colores y ayudan a prevenir el glaucoma, la degeneración macular y el ojo seco. Otros alimentos ricos en vitamina A son las espinacas, el tomate, la col, los guisantes, el albaricoque y la yema de huevo.

loading...
Comments
  1. Guadalupe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *