Alimentos para tener un corazón sano

El corazón es, tal vez, el músculo más importante del cuerpo y, por ello, es importante cuidarlo mediante una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras.

En este sentido, es necesario que las personas conozcan los alimentos que ayudan a reducir el nivel de colesterol y aquéllos que disminuyen la tendencia del cuerpo a producir coágulos los cuales pueden obstruir las vías arteriales y desencadenar ataques cardíacos.

A continuación, se presenta una lista que contiene estos alimentos que ayudan al corazón a estar saludable. Sin embargo, no crea que se trata de elegir un alimento, comerlo todos los días y en cada comida y pensar que así se está previniendo un ataque cardíaco. La clave está en el equilibrio

 

Alimentos para tener un corazón sano

Nuez. Algo tan sencillo como comer entre cinco y diez nueces al día mejora el pronóstico y evita las recaídas de las personas que han sufrido problemas cardiácos.

Esta cantidad cubre las necesidades diarias de ácido alfalinoleico (omega-6) y más de la mitad de las de ácido alfalinolénico (omega-3). Ambos son ácidos grasos cardiosaludables porque dificultan la formación de coágulos sanguíneos que podrían provocar un infarto porque ayudan a disminuir los niveles de colesterol.

Berenjena. Gracias a sus bioflavonoides y fibras consigue bajar el nivel alto de colesterol, que es el principal factor de riesgo para sufrir un infarto o una embolia cerebral. Además, resulta muy digestiva y tiene efectos depurativos. Los expertos recomiendan tomar una berenjena dos veces por semana, mejor hervida durante poco tiempo o cocinada al vapor.

Quizá te interese conocer recetas de jugos para fortalecer el corazón y las venas

Aguacate. Su pulpa de sabor anuezado contiene gran cantidad de ácidos grasos monoinsaturados -como el aceite de oliva, muy apropiados para el control del colesterol y los triglicéridos. Por otro lado, este fruto aporta vitaminas del grupo B, que también tienen un efecto protector sobre el músculo cardiaco. Conviene consumir de dos a tres aguacates a la semana, sin olvidar que son ricos en calorías, por lo que no deben formar parte de menús fuertes.

Frambuesa. Posee ácido salicílico, el antecedente natural de la aspirina, que ayuda a reducir la densidad de la sangre y a limpiar las venas y arterias de acúmulos grasos. También es abundante en vitamina C, eficaz contra la acción de los radicales libres, que disminuyen la capacidad de oxigenación de la sangre y dañan las células. Además, contiene ácido elágico y antocianidinas, sustancias vegetales que se han demostrado eficaces para prevenir el cáncer. Cuando es la temporada, se pueden comer diariamente hasta 150 gramos de esta deliciosa baya.

Pan sueco. Este pan, ideal para los desayunos, mantiene los vasos sanguíneos elásticos gracias a su contenido en vitamina E, que también protege el corazón y actúa contra los radicales libres. Resulta preferible que contenga variedad de granos integrales.

Coles de Bruselas. Favorecen la buena salud del corazón porque contienen vitaminas E y C, y flavonoides como la quercetina, el canferol, los indoles y el ácido fólico. Muchos estudios demuestran que también poseen efecto anticancerígeno.

 

Los pescados azules: Un alimento sobresaliente para el corazón

Pescados azules Los ácidos grasos omega 3 del pescado azul te convienen especialmente porque gracias a ellos la sangre circula más fluida y con un mayor equilibrio entre el colesterol “malo” y el “bueno”.

Un estudio llevado a cabo en Dinamarca lo deja claro: las personas con más cantidad de omega 3 en sus tejidos son las que tienen las arterias más limpias. Además de regular el colesterol los ácidos grasos poliinsaturados de sardinas, boquerones y salmón (por poner algunos ejemplos de especies de pescado azul), contribuyen a reducirla presión arterial.

También reduce el riesgo de diabetes. Lo han comprobado investigadores de la Universidad de Valencia. Parece ser que los omega 3 facilitan que mejore nuestra sensibilidad a la insulina, apuntan en el estudio.

El pescado blanco también te conviene Aunque su contenido en ácidos grasos es menor, también es más ligero y se ha demostrado que ayuda a reducir el riesgo de ictus en mujeres.

La forma de prepararlo también es importante:

Al horno en papillote o a la plancha protege la salud cardiovascular. Pero no ocurre lo mismo si normalmente lo cocinas frito. Esta es la principal conclusión de un amplio estudio publicado en “Circulation”. la revista de la American Heart Association.

Elige un método de cocción que no añada grasas extra al pescado y podrás reducir tu riesgo cardiovascular hasta un 30%. Esta es la diferencia entre comer pescado al horno o a la plancha un mínimo de cinco veces a la semana y hacerlo solo una vez al mes.

Comerlos frito de una a tres veces por semana, en cambio, se asocia a un 48% más de riesgo de sufrir un problema de corazón. Esto ocurre sobre todo si se reutiliza el aceite o si está demasiado caliente. En ambos procesos pueden generarse grasas de tipo “trans”.

Quizá te interese conocer alimentos dañinos para el corazón

 

Otros alimentos que ayudan al corazón y a prevenir otras enfermedades

Además de los alimentos, arriba mencionados, también existen otros que no sólo ayudan el corazón sino que se consideran preventivos de otras enfermedades tan serias como el cáncer.  A continuación, se presenta dicha lista:

Calabaza
Ajo
Cebollas
Judías
Piña
Albaricoques
Cerezas
Kiwi
Pomelo
Boniato
Ciruelas
Mangos
Patatas
Calabacín
Frutos secos
Naranjas
Zanahorias

Es importante observar que el aceite de oliva puede prevenir enfermedades cardíacas, pero solamente si se usa en la dieta como sustituto de otras grasas.

 

Conozca también

Tiamina para el corazón, concentración y más

Por qué el ajo es bueno para el corazón?

Es el aceite de pescado un remedio para el corazón?

recetas saludables

loading...
Comments
  1. trinidad ramirez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *