Alimentos contra los resfriados e infecciones

Alimentos contra los resfriadosCuando existen cambio de estación, muchas personas sufren de resfriados e infecciones en las vías respiratorias. Para evitarlos, es necesario mantener el sistema inmunológico fortalecido. A continuación algunos alimentos que ayudan a mantenerlo fuerte.

Manzana. El dicho inglés “An apple a day keeps the doctor away” asegura que una manzana al día mantiene al médico alejado. También ayuda a recuperarse más rápidamente cuando se ha contraído un refriado, una gripe o cualquier problema de tipo infeccioso, pues tiene la capacidad de aumentar el rendimiento de las células inmunitarias.

El efecto, seguramente, es debido a la combinación de las acciones de muchos de sus componentes, entre los que destaca la vitamina C, el bioflavonoide quercetina y la fibra soluble.

Col blanca. Apoya al sistema inmunitario en su trabajo durante el sufrimiento de la enfermedad porque contiene grandes dosis de carotenos, vitamina C y vitamina E, que protegen la sangre de los ladrones de oxígeno, los radicales libres. La ración recomendable es de unos 400 gramos dos veces a la semana.

Legumbres. Las lentejas, los guisantes y los garbanzos contienen grandes cantidades de cinc, el mineral antirresfriados. Además, resultan muy nutritivas porque son ricas en proteínas e hidratos de carbono de absorción lenta. Una de las mejores cosas que se pueden hacer para prevenir la gripe y los demás problemas respiratorios consiste en comer dos veces por semana 200 gramos de legumbres cocidas.

Kiwi. Gracias a sus enzimas y a su contenido en vitamina C, esta fruta fortalece el funcionamiento de las defensas. Por ese motivo resulta muy útil para tratar y prevenir las gripes y resfriados típicos del otoño. Pero también lo es para remediar el sangrado de las encías causado por infecciones bacterianas (parodontitis). Para conseguir los mayores beneficios hay que comer diariamente uno o dos kiwis.

Ajo. Gracias a uno de sus componentes azufrados, la aluna, se utiliza en nutrición y en medicina natural para acelerar la curación de las infecciones que afectan las vías respiratorias. Con este fin deben tomarse diariamente un par de dientes de ajo, preferiblemente crudos.

Berros. Gracias a sus potentes aceites etéreos, son capaces de eliminar los gérmenes que causan los resfriados. Para ello han de añadirse una vez por semana a la ensalada. Se pueden tomar regularmente en forma de zumo o añadirlos picados al queso tipo Quark.

Naranja. Es una de las fuentes más accesibles de vitamina C. Este nutriente ayuda al organismo a fabricar las células inmunitarias que pueden eliminar los virus y las bacterias hostiles. Se aconseja tomar diariamente dos naranjas si no se consume otra fruta rica en vitamina C.

Pimiento. En crudo es la hortaliza más rica 7 en vitamina C. Debido a ello, resultan muy recomendables para las personas con las defensas orgánicas débiles. Un tentempié saludable puede consistir en unas cuantas tiras de pimiento crudo.

Remolacha. Sus múltiples fitoquímicos, como la rutina, la antocianidina y la betanina, hacen que los resfriados se curen más rápido y, en general, aumentan la eficacia del sistema inmunitario. Para obtener buenos resultados es suficiente con comer una entera una vez a la semana.

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *