Las algas: Verduras curativas del mar

Las algas: Verduras curativas del marLas algas, consideradas vegetales marinos silvestres, son un alimento precioso que, en la actualidad, están ganando más adeptos debidos a sus grandes propiedades nutritivas y curativas.

Su abundancia en minerales posee efectos purificantes de la sangre, contienen más proteínas que la leche, son una estupenda fuente de fibra que, además, tiene la capacidad de reducir los niveles de colesterol en la sangre e incluso de evitar el cáncer.

Las algas son muy buenas para adelgazar, ya que disuelven las grasas y casi todas carecen de calorías. Por esa razón, forman parte de muchas dietas para perder peso.

Tipos de algas

Existen diferentes tipos de algas que se diferencian entre ellas por el sabor, densidad y color y que, a continuación, se mencionan:

Kelp, de hoja verde o marrón, es la más común de las algas. Se puede consumir tanto asada, hervida como en conserva o marinada.

Dulse, de color rojo púrpura, tiene un gusto picante aromático. Es originaria del Atlántico del Norte y ha sido un alimento tradicional para los pueblos de Europa del norte occidental. Entre las algas es la más rica en hierro y sales minerales y, por ello, es muy empleada para personas anémicas, durante el embarazo y con problemas gastro-intestinales.

Nori, de color verde, llamada también lechuga de mar, se encuentra entre las más agradables al paladar. Su preparación es fácil y rápida. En el comercio se encuentra seca en hojas. Esta alga tiene el poder de reducir la tasa de colesterol en la sangre, deshaciendo los depósitos de grasa, facilita la digestión y ayuda a asimilar las proteínas.

Wakame Posee un sabor delicado y se combina bien con las verduras de tierra. Por esto es un precioso ingrediente para sopas de verduras o de miso. Este tipo de alga tiene la propiedad de reblandecer las fibras de los alimentos junto a los que se cuece. En el campo de la medicina natural, la wakame es un desintoxicante del hígado y ayuda al organismo a eliminar desechos radiactivos y metales pesados.

Kombu, de color oscura, se presenta usualmente en el mercado en tiras largas. Se usan para aderezar, endulzar, suavizar otros alimentos. Se recomienda este tipo de alga para la cocción de las legumbres que así resultan más digeribles y porque evitan la formación de gases intestinales. En el campo de la medicina natural, se emplea el Kombu para el tratamiento de artritis, para desequilibrios glandulares, para enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

Agar-agar, de sabor neutro, es muy gelatinosa y el gelificante ideal para sustituir las hojas de gelatina convencionales, a base de polímeros cuya materia prima es poco recomendable.

Hiziki, son filamentos negros, cilindricos, de sabor fuerte. Es muy rica en calcio y tiene el poder de fortificar el pelo y de tonificar la piel. Se vende seca, hay que lavarla con esmero antes de ponerla en remojo, donde se agranda bastante. Requiere una cocción bastante más prolongada que las otras algas

Combinadas con otros ingredientes y cocidas con esmero, las algas amplían el horizonte culinario tradicional. Normalmente las que se encuentran en los comercios están secas y se pueden conservar durante mucho tiempo en frascos cerrados. Antes de cocerlas es necesario lavarlas bajo el grifo y después dejarlas en remojo.

Es importante consumir las algas en pequeñas cantidades, pero regularmente, por esto se pueden usar como ingrediente de los platos de cada día.

Recetas saludables con algas

Receta de sopa con algas nori
ingredientes:
1 cebolla
4 hongos frescos
2 hojas de nori
1 ramita de perejil
5 tazas de agua
5 cucharadas de shoyu (salsa de soya)
aceite de sésamo.

Preparación
Lavar y cortar la cebolla a cuadraditos y los hongos en tiritas finas. Engrasar el fondo de una cazuela honda, saltear la cebolla durante 3 minutos. Añadir los hongos y saltear un par de minutos; unir el agua ya hirviendo y volver a hervir.

Desmigar dentro la nori, bajar el fuego y cocer 5 minutos; añadir el shoyu, apagar el fuego y adornar con el perejil picado.

Receta de salsa de algas nori
ingredientes:
3 hojas de nori
1/2 taza de agua
1 cucharadita de gomasio
1 cucharadita de aceite
alguna gota de zumo de limón.

Preparación
Cortar cada hoja de nori en ocho trozos y ponerlos en remojo con el agua. Calentar el aceite en una cazuela y saltear durante algún minuto las noris coladas.

Agregar el agua de remojo poco a poco, tapar, bajar el fuego y dejar cocer 10 minutos; apagar y añadir el gomasio y el zumo de limón. Esta salsa es adecuada para condimentar los cereales

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *