Bebidas alcohólicas: La clave está en la moderación

bebidas alcoholicasDiciembre es un mes de celebraciones, fiestas y de mucha alegría.

Por lo general, en estas reuniones y fiestas existe una abundancia de comidas y bebidas y el exceso puede estar a la vuelta de la esquina.

Entonces, surge la siguiente interrogante: ¿Por qué es tan importante ser moderado en el cosumo de bebidas alcoholicas?

Mesura ante todo

El etanol, o alcohol etílico que se produce en los licores, es una sustancia química que resulta ser sumamente tóxica cuando es ingerida en exceso. Es absorbida por el tubo digestivo, produce efectos inmediatos en la personalidad, y provoca un deterioro paulatino en los órganos de quien la ingiere. Los más afectados suelen ser: hígado, cerebro, estómago, ríñones, páncreas y corazón.

Tipos de licores
La mayoría de las bebidas son divididas de acuerdo al procedimiento para su elaboración.

L. Fermentadas. Para su producción, un microorganismo (levadura), transforma el azúcar en alcohol. Las más comunes son: pulque, cerveza, sake, champaña, licores de fruta, vinos de mesa y sidra. En este grupo, el grado de alcohol varía entre el 10 y 20%.

2. Destiladas. Luego del proceso de fermentación, las bebidas se someten a un proceso para la concentración de alcohol, con la finalidad de recuperar sus sustancias más volátiles. Dentro de este grupo se encuentran: el ron, tequila, coñac, ginebra, vodka, whisky, aguardiente, brandy, y cremas de fruta. El grado de alcohol de este grupo varía entre el 40 y 50%, y sus efectos son más rápidos.

Efectos del alcohol

Cada tipo de licor tiene una diferente composición, y sus efectos son variables. El problema de su consumo radica en la cantidad de alcohol que esté concentrado dentro de él, ya que este pasará, consecuentemente, a acumularse en la sangre del bebedor.

Independientemente de que unas bebidas tengan un porcentaje de alcohol menor que otras, no quiere decir que puedan ser ingeridas sin límite; su consumo excesivo logra niveles en la sangre igual de nocivos que otros licores con alto contenido de alcohol.

Antes de ingerir cualquier tipo de trago, se debe tener el estómago lleno, ya que esto retarda los efectos, puesto que el etanol es absorbido por los alimentos, y no por el intestino.

■ Evitar el consumo de bebidas alcohólicas si se ha ingerido algún tipo de fármacos previamente, puesto que los medicamentos tienen un efecto “choque” con esta sustancia.

■ Beber abundante agua antes y después de tomar un trago, para reducir la probabilidad de intoxicarse o de tener resaca.

■ A pesar de que el tabaco y el alcohol van de la mano, se debe evitar el consumo del primero, ya que aumenta el efecto del etanol, y en corto tiempo provoca un estado tóxico.

recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *