Ácidos grasos omega ¿Por qué son tan necesarios?

acidos grasos omegaLos ácidos grasos brindan grandes beneficios al organismo entre los cuales protegen el corazón, cuidan la piel e intervienen en el equilibrio hormonal y metabólico.

Es importante observar que el organismo humano no puede elaborar por sí mismo los ácidos grasos esenciales, por lo que necesita extraerlos de la alimentación.

En este sentido, una dieta equilibrada necesita incluir un 30 por ciento de grasas para garantizar el aporte necesario de energía para que un individuo pueda desarrollar a pleno rendimiento sus actividades físicas e intelectuales. 

Sin embargo surge la siguiente interrogante: ¿Cuáles son esos ácidos grasos?

Ácidos grasos: Omega 3

El omega 3 se puede encontrar básicamente, en el aceite de lino (50 por ciento); otros aceites ricos en este ácido son el de nuez y el de soja (7 por ciento). Son especialmente ricos en omega-3 los pescados azules, sobre todo la caballa. Otras fuentes son las anchoas en lata, el arenque, el salmón, el emperador, la sardina, el salmonete, los crustáceos, los moluscos, el marisco en general y el aceite de hígado de bacalao.

El omega 3 actúa en el organismo como antioxidantes y su déficit puede provocar sequedad en la piel, en la boca y los ojos, una disminución en la capacidad de cicatrización de las heridas y una disminución de la fertilidad.

Acídos grasos: Omega 6

El omega 6 se puede encontrar en los alimentos ricos en ciertas grasas vegetales, sobre todo aceite de girasol y de maíz (60 por ciento) y menos ele oliva (9 por ciento). También se puede encontrar en frutos secos, especialmente en las avellanas y las nueces por ciento).

Las carnes que más lo contienen son las de a (gallina y pato tienen un 6 por ciento). La leche pura de vaca contiene poco acido linoléico frente a la que tiene la leche materna; esta es una de las razones por las que dar el pecho es la alimentación más idónea para los bebés.

La cantidad diaria recomendada se encuentra entre tres y seis gramos de ácido linoléico, que equivalen diez cc. de aceite de girasol y setenta centímetros cúbicos (70 cc.) de aceite de oliva. Esto supone, aproximadamente una cucharada diaria.

Un déficit en su aporte puede causar enfermedades, como dermatitis en pequeños lactantes -que desaparece al dar ácido araquidónico-, aumento de la permeabilidad de membranas y trastornos de coagulación de la sangre, con peligro de trombosis e infartos.

Así lo puedes encontrar en el mercado

Aceite de pescado: las perlas de aceite de salmón contienen aceite de salmón, vitamina E y ácidos grasos poliinsa-turados. Están recomendadas para prevenir las enfermedades cardiovasculares, arteriosclerosis y trombosis, reducir el colesterol, mejorar la artritis reumatoide, regular la presión sanguínea y fortalecer el sistema inmunitario.

Aceite de onagra: perlas con aceite de onagra, vitamina E y ácido gamma linolénico (AGL). Contiene ácidos grasos esenciales omega-6 (ácido linoléico y ácido gamma linolénico); los precursores de las prostaglandinas que desempeñan numerosas funciones: desarrollan la función cerebral; vasodilatador; equilibran las hormonas del ciclo premenstrual y la menopausia; regulan la presión sanguínea; disminuyen el colesterol; fortalecen el sistema inmunitario y reducen la degeneración celular.

Aceite de borraja: las perlas suelen contener aceite de borraja, vitamina E y ácido gamma linolénico. Indicado para tratar la esquizofrenia, artritis reumatoide, hipertensión, síndrome premenstrual, quistes de pecho, angustia, estrés, eczemas, alergias, también regula la producción sebácea.

Isoflavonas de soja: ricas en fitoestrógenos, están indicadas especialmente para aliviar los síntomas premenstruales y los problemas relacionados con la menopausia.

Aceite de semillas de calabaza: cápsulas de aceite y de semillas de calabaza. Contienen un 35 por ciento de aminoácidos esenciales y cucurbitacina, que bloquea la división de las células glandulares y es antiinflamatoria.

Germen de trigo: cápsulas que pueden estar asociadas con la levadura de cerveza y son ideales para prevenir el envejecimiento de la piel.

recetas saludables

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *