La col: Alimento saludable, pero con restricciones

La col como alimento saludableLa col o repollo es originario de las zonas costeras de Europa Central y Meridional. En el siglo XVI su cultivo se extendió a Francia e Inglaterra, pero sólo como alimento para los campesinos.

Propiedades nutritivas del col
La col está compuesta en su mayoría por agua, con un gran contenido de vitaminas y minerales y un bajo aporte calórico. Después del agua, los hidratos de carbono y la fibra son los componentes más abundantes. Además, posee pocas proteínas y grasas.

Son ricas en potasio y magnesio y, en cuanto a vitaminas, son una buena fuente de Provítamina A, folatos y vitamina C, por lo que tiene acción antioxidante.

Propiedades curativas del col
Debido a su alta cantidad de agua y su poca presencia de grasas, es un alimento ideal para dietas de control de peso.

Por otra parte, las coles presentan sustancias bociógenas, que es lo que les da su sabor picante y éstas tienen la capacidad de bloquear la absorción y utilización del yodo, lo que frena la actividad de la glándula tiroides, pero esta sustancia sólo se puede absorber si se come la col cruda, ya que cocinada pierde este efecto.

Otra propiedad que se le confiere a la col es la de diurética, pues ayuda a eliminar el exceso de líquidos y son muy beneficiosas en caso de hipertensión, gota, cálculos renales y retención general de líquidos.

Por su alto contenido de fibra las coles previenen o mejoran el estreñimiento y contribuyen a reducir el colesterol en la sangre y la glucemia en personas con diabetes.

Una de las propiedades más importantes es la que confieren a las mujeres embarazadas debido a su alto contenido de folatos, que asegura un correcto desarrollo del tubo neural del feto evitando enfermedades como espina bífída o la anancefalia.

Los compuestos de azufre que contienen las coles hacen que tengan propiedades antibacterianas, balsámicas y expectorantes, por lo que es recomendable cuando se padecen catarros o bronquitis.

Contraindicaciones:
Presenta gran cantidad de fibra y compuestos de azufre que pueden producir flatulencia y complican la digestión, pero si se cocinan con enebro, hierbabuena o bien comino e hinojo resultan más fáciles de digerir.

Se recomienda evitar la col cruda en caso de hipertiroidismo.

La col preparada como chucrut, es fácil de digerir y mantiene a mayoría de las vitaminas y minerales de la col fresca.

loading...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *